El método Ludovico

Vente a Rumanía, Pepe

Posted in General by Dr. Brodsky on febrero 6, 2009

Miseria, emigración hacia países más ricos (¡!), autarquía, la banca a un tris de ser colectivi… estooo nacionalizada y un rebaño babeante y entregado a la sesión continua de títeres de cachiporra de la que nunca salió el zeitgeist ibérico. A mí me suena de algo. Lo que queda de aquella entelequia católico-militarista a la que algunos llamábamos España salta y salta hacia atrás en el tiempo con cada EPA, con cada presentación de resultados y con cada gag ministerial, sin que nunca sepas en qué momento de la historia vas a caer. Ayer estábamos en los ochenta, hoy ya andamos por los años cuarenta y mañana podemos amanecer tranquilamente en el Cenozoico. Y será una fijación personal, pero con esto las similitudes entre el quinto Año Triunfal del zapaterismo y la quinta temporada de “Lost” empiezan a ser inquietantes: villanos maquiavélicos que juegan a cuatro bandas, lucha de grandes empresas por hacerse con el control de la Isla, guerras fraticidas entre grupos de supervivientes, la intuición de un deus ex máchina en la sombra, muertos que están muy vivos y hasta precogs. Las sorpresas, los trampantojos, los giros inesperados, los finales abruptos, los continuos WTF?… las sensaciones que suscitan ambos espectáculos son prácticamente las mismas, excepto por las ganas de darle al lanzallamas hasta que te salga callo, que es algo exclusivo de uno de ellos. Adivinen. Lo bueno es que, al contrario de lo que ocurre en la serie, nosotros sí disponemos de una constante, un punto de apoyo en medio del vaivén temporal: la certeza de que cada salto tendrá consecuencias aún más catastróficas que el anterior. Así es posible que nos sintamos cada vez más desorientados y lerdos, pero por lo menos no nos explotará la cabeza.

No puedo esperar más a los desenlaces. Intuyo que ambos serán trágicos, pero ¿sabremos al final si todo esto estaba previsto y guionizado desde el primer momento o si han ido improvisando sobre la marcha?

Anuncios

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Catalin Murciglerescu said, on febrero 7, 2009 at 3:02 pm

    Sólo en el sector de la construcción necesita Rumanía un millón de trabajadores y sin embargo los inmigrantes rumanos no es que estén regresando a su país, es que continúan llegando en aluvión, especialmente a Italia y España. El gobierno rumano se desgañita implorando el retorno de sus jóvenes en edad de trabajar, sólo que si realmente hubiesen emigrado por la ausencia de trabajo en su país nunca lo hubiesen hecho, porque allí el trabajo no falta. No es una paradoja, es que vienen a lo que vienen, aunque algunos no quieran enterarse.

  2. Cechtova said, on febrero 16, 2009 at 4:01 pm

    En Rumanía a esos se los comen vivos 😀 no creo que asomen la jeta por allí.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: