El método Ludovico

Matador

Posted in General by Dr. Brodsky on marzo 10, 2005

Según comentaron hace unos días en algunos medios en un deleznable ejercicio de crispación injustificada, el sábado pasado Madrid batió su propia plusmarca de atracos a mano armada en 24 horas, con un total computado de 30 choriceos violentos, amén de otros muchos delitos que por desgracia no cumplían los requisitos para entrar en el récord; sin embargo albergo la esperanza de que para este fin de semana que se acerca la chusma pondrá algo más de empeño en sus quehaceres para superar esta cifra y acercarnos así a las propias de las grandes capitales del mundo desarrollado, como Bogotá o Monrovia, ahora que hemos fichado a sus mafias y podemos aprovechar este hecho para superar sus datos de delincuencia.

Sin embargo, de todos los delitos acaecidos la semana pasada el que más me llamó la atención fue el de un morogrebí que intentó atracar un banco en Murcia con un estoque que había sustraído previamente al torero “Rafaelillo”. Según iba leyendo la noticia se me saltaban las lágrimas, conmovido por este encomiable ejemplo de integración por parte de un paria de nuestra sociedad, que a tal punto de identificación ha llegado con nuestros usos y costumbres más ancestrales que en un solo delito ha aunado dos manifestaciones folklóricas de indiscutible raigambre nacional: por un lado, el asalto navajero tradicional practicado antaño por los bandoleros patilludos de Sierra Morena, y más recientemente por El Vaquilla (descanse en paz) o El Torete (¿también?); y por otro lado un extraordinario ejemplo de arrojo, arte y torería, atracando un banco con estoque y por los medios, con descabello final y arrastre a la comisaría. No dudo de que finalmente al señor juez se le ablandará el corazón y acabará indultando a Saib, para que así nuestro espontáneo novillero pueda pasarse el resto de sus días como semental por los campos de España. Así está el país, que son los propios delincuentes transfronterizos los que reivindican la Fiesta Nacional ante los embates de la progresía periférica. Estoy convencido de que finalmente, y aunque sólo sea por cuestiones demográficas, triunfará esta iniciativa de los inmigrantes y podremos ver en no muchos años festejos taurinos como el que se anuncia a continuación:

¡Olé!

Por otro lado, parece que la iniciativa de adelantar las Fallas por parte de los ciudadanos andinos va ganando adeptos, y tras el incendio del domingo en Madrid, anoche fue una “joven de rasgos latinoamericanos” la que se achicharró junto a dos ancianas en un edificio de Langreo después de que hicieran pun y volaran tres plantas del mismo, no se sabe si tras guardar la bombona de camping-gas en el horno o al intentar cortar la tubería del gas para usarla como leña tras confundirla con la rama de un árbol. Lo que está claro es que los indígenas tienen una especial habilidad para incendiar o volar lo que se les ponga por delante, lo mismo que ocurre en Los Simpson cuando, tras volcar, explotan las bicicletas o los carritos de bebé.

Anuncios

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. Don Pelayo said, on marzo 17, 2005 at 3:20 am

    Sencillamente genial. Un 10. Saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: